Nuestro negocio

Somos una empresa de actividad regulada cuyo objetivo principal es llevar el suministro eléctrico hasta tu casa o negocio. Nos ocupamos del mantenimiento de la red eléctrica, de la lectura de tu contador y de garantizar la calidad del servicio.

La distribución de electricidad en España se realiza por distintas empresas según el ámbito geográfico donde se actúe.

Endesa Distribución suministra electricidad en 27 provincias españolas de 10 comunidades autónomas —Cataluña, Andalucía, Baleares, Canarias, Aragón, Extremadura, Castilla y León, Navarra, Comunidad Valenciana y Galicia—, abasteciendo a una población cercana a los 21 millones de habitantes.

¿Conoces la diferencia entre una Distribuidora y Comercializadora de electricidad?

Entender las diferencias entre una Distribuidora y Comercializadora a veces no resulta fácil. Sin embargo, te será muy útil el conocerlas para entender a quién debes dirigirte dependiendo de si deseas realizar una gestión u otra.

Imagen video diferencias
Ver el vídeo

Nuestras cifras:

Distribuimos energía eléctrica a lo largo de más de 319.000 km de red y a más de 12,4 millones de clientes. En 2018 por nuestras redes pasaron 116.879 GWh, lo que representa el 44% de la demanda total de España.

 

Además de km de líneas de alta, media y baja tensión, nuestra red de Distribución está formada por subestaciones, centros de transformación, así como por ​los equipos de medida de la energía distribuida. Contamos, por ejemplo, con 1.275 subestaciones y 133.971 centros de transformación.

Desde el punto de vista del cliente, con el proyecto de telegestión hemos incorporado a lo largo del año 2018 unos 700.000  nuevos contadores inteligentes. Al cierre de dicho año, contamos con 11,8 millones de nuevos equipos; el 98,2% de nuestro parque total de equipos de medida para suministros con potencia contratada de hasta 15 kW. En relación a los concentradores, a cierre del citado año, nos situamos en 135.444, por lo que el 99% de nuestros Centros de Transformación ya están dotados de capacidad para acceder, de forma remota y al instante, a los contadores instalados en las viviendas de los usuarios.